Practicando la dialéctica
Yo soy el extremo que controla mágicamente el apetito por carne y se abstiene, mago que parece triste.
Yo soy el extremo que usa la bicicleta como forma de vuelo, más que de transporte, aviador que parece más bien cansado.
Yo soy el extremo que aprende Esperanto, revierto hábilmente la maldición de babel, bilingüe que se nota arrepentido del tiempo perdido.
Yo soy el extremo que borra windows de su pc, pues en scripts uno se funde desde linux, domador más bien aburrido de domar a la cobra para el siempre mismo acto.
Yo soy el extremo que se vuelve navegante de las letras, en paper o en pdf. Más bien parezco náufrago dando patadas de ahogado frente a un mundo misterioso y … sin siquiera agua.
…
Todo lo segundo no me da miedo pues es la apariencia, la externalidad. Lo triste es que esa externalidad se vuelve interioridad de los externos. Por eso y con más razón cada día se presenta el reto de abandonarse, de sentir ese abismo infernal.
Yo soy, pero lo importante es lo que puedo llegar a ser y dejar de ser, sin dejar de ser.
· #dialéctica
#soy
#yo
#vegan
#ciclista
#esperanto
#linux
#lectura

Practicando la dialéctica

Yo soy el extremo que controla mágicamente el apetito por carne y se abstiene, mago que parece triste.

Yo soy el extremo que usa la bicicleta como forma de vuelo, más que de transporte, aviador que parece más bien cansado.

Yo soy el extremo que aprende Esperanto, revierto hábilmente la maldición de babel, bilingüe que se nota arrepentido del tiempo perdido.

Yo soy el extremo que borra windows de su pc, pues en scripts uno se funde desde linux, domador más bien aburrido de domar a la cobra para el siempre mismo acto.

Yo soy el extremo que se vuelve navegante de las letras, en paper o en pdf. Más bien parezco náufrago dando patadas de ahogado frente a un mundo misterioso y … sin siquiera agua.

Todo lo segundo no me da miedo pues es la apariencia, la externalidad. Lo triste es que esa externalidad se vuelve interioridad de los externos. Por eso y con más razón cada día se presenta el reto de abandonarse, de sentir ese abismo infernal.

Yo soy, pero lo importante es lo que puedo llegar a ser y dejar de ser, sin dejar de ser.